2 actividades para disminuir los recuerdos frecuentes de la ex pareja

La separación de parejas es un fenómeno muy común entre todos. Los efectos que la ruptura trae consigo tienden a ser un poco duros. Uno de estos efectos es el RECUERDO FRECUENTE de nuestro ex en nuestro día a día. Dichos recuerdos nos lastiman cada que aparecen. Es natural que tras romper con alguien nuestro cuerpo genere un conjunto de respuestas fisiológicas o psicológicas. Sin embargo, fuera de estas respuesta naturales, hay algunas actividades que nosotros realizamos, de manera voluntaria, que fomentan que recordemos más veces a nuestro ex. En consecuencia, al ser voluntarias, podemos evitarlas.


Quiero compartir 2 actividades que se pueden hacer para disminuir la frecuencia con la que recordamos a esa persona que tanto amamos.

1) Mantener objetos o símbolos que nos recuerden frecuentemente a nuestra ex pareja.


Es común querer guardar regalos u objetos que nos recuerden a nuestra ex pareja creyendo que es infantil deshacernos de ellos. No obstante, nuestro cerebro está determinado para llenarnos de recuerdos cada vez que algo lo detona. Ejemplo, si yo veo la foto de perfil de mi ex pareja mi cerebro en automático va a detonar un conjunto de recuerdos como "me acuerdo de su sonrisa y de las palabras tan lindas que me decía". Si no hubiera visto esa foto de perfil mi cerebro no hubiera arrojado esos recuerdos.


Por lo tanto una solución para disminuir recuerdos es removiendo la mayor cantidad de objetos que nos puedan recordar a nuestro ex como pulseras, cuadros, fotos, etc.


2) Distraernos para "no pensar en el ex".



Es común apelar a la estrategia de distraernos para no querer sentir el dolor que produce recordar a nuestro ex, sin embargo esta estrategia funciona parcialmente pues no soluciona el problema de raíz. Es como cuando alguien hace el ridículo y disimula que nada pasó. La atención de la persona que hizo el ridículo puede estar en otro lado, sin embargo en lo más profundo de ella está pensando "hice el ridículo, hice el ridículo". La raíz no está en disimular que nada pasó sino en mirar al problema con madurez intelectual y enfrentarlo cara a cara. En el caso de la persona que hizo el ridículo, en vez de disimular que nada pasó puede decir abiertamente al problema "me siento avergonzado por hacer el ridículo, sin embargo creo que a todo el mundo le pasa" de esta manera nuestro cerebro se va a relajar y va a disminuir la preocupación de ese problema disminuyendo por lo tanto la frecuencia de los recuerdos.


Una segunda actividad para disminuir los recuerdos de nuestra ex pareja es mirar al problema que nos hace querer recordarlo y encontrarle una solución intelectual "Ya no estoy con mi ex pareja y me duele, sin embargo ahora no tengo a alguien que me esté celando".


En resumen 2 actividades que podemos hacer para disminuir la frecuencia de los recuerdos de nuestro ex son:


1) Eliminar la mayor cantidad de objetos que nos lo recuerden (pulseras, fotos, videos, etc.).

2) No usar la distracción como estrategia de solución definitiva, sino afrontar el problema que produce el recuerdo de manera directa.

Espero que te haya podido ayudar.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo